Recarga tu energía para ser más productivo con Home Office

Share on linkedin
Share on facebook
Share on twitter
En este momento una gran mayoría están abrumados con el gran cambio que genera el Home Office (Teletrabajo); a pesar de esto podemos manejar nuestra energía y al mismo tiempo disfrutar en la cotidianidad de las posibilidades que nos brinda la nueva manera de vivir y de relacionarnos desde casa.

En este momento una gran mayoría están abrumados con el gran cambio que genera el Home Office (Teletrabajo); a pesar de esto podemos manejar nuestra energía y al mismo tiempo disfrutar en la cotidianidad de las posibilidades que nos brinda la nueva manera de vivir y de relacionarnos desde casa.

Enfrentamos grandes desafíos para “mantener nuestras baterías cargadas” y una actitud positiva, algunos con roles simultáneos como papás o mamás, profesores, chefs, logística de hogar. Atender muchos temas (salud, familiar, laboral, económico y espiritual) y que todos estén a la vez en casa nos agobia. Esto típicamente se ve reflejado en mayores niveles de estrés que impactan los resultados y nuestra tranquilidad.

La productividad personal y el bienestar requieren una visión integral que tenga en cuenta tres aspectos:

  1. El propósito y nuestras metas personales. Encuentra y reflexiona sobre tu sentido de vida y la oportunidad única que esta situación nos brinda.
  2. La gestión efectiva de lo pendiente. Encuentra acciones recomendadas para “Home office”
  3. El manejo de la energía. Aprovecha que la energía es un recurso multidimensional (físico, mental, emocional, espiritual) que puedes recargar.

A continuación, encontrarás acciones específicas que te ayudarán a recargar tu energía física para tu bienestar y el de las personas cercanas a ti.

Identifica tus síntomas de bajo nivel de energía

Reconocer donde está bajo el nivel de energía permite actuar para equilibrarlo porque depende de cuatro dimensiones que están conectadas entre sí:

  • Física
    En éste la mayoría de las señales son evidentes: dolores de cabeza, tensión muscular, cansancio, visión borrosa, acidez estomacal, pérdida de apetito o mayores deseos por comer, entre otros.
  • Emocional y familiar
    Se presentan cambios en el estado de ánimo o mayor intensidad en nuestras reacciones: ansiedad, rabia, tristeza, llanto, angustia, temor, malentendidos en las relaciones, irritabilidad o defensividad.
  • Mental
    Algunos de los síntomas son distracciones, olvidos, incremento en los errores, tareas sin terminar, dificultad para concentrarse, para desconectarse o para dormir.
  • Espiritual
    Ausencia del sentido de vida o de la capacidad de disfrutar la vida en la cotidianidad, constante frustración o angustia.

Cuando una persona tiene bajo nivel de energía está más propensa a que le afecten los virus y bacterias, pensamientos negativos y en general todo lo del entorno, pues sus defensas estarán bajitas. Necesitamos combustible para recargar nuestra energía en las diferentes dimensiones.

Aquí encontrarás recomendaciones específicas para recargar la energía física; ten en cuenta que también podrás encontrar en nuestro blog otras recomendaciones para equilibrar la energía emocional, fortalecer tu energía mental y equilibrar tu energía espiritual.

Recarga tu energía física

El auto cuidado es fundamental, por nosotros y por los demás, solo puedo ayudar a otros cuando estoy bien. La energía física es el combustible base para que nuestro cuerpo funcione, así que es importante recargarla cuidando la nutrición y el descanso y asegurando una buena oxigenación a través del movimiento y la respiración.

1. Nutrición

  • Cuida lo que comes, consume proporcional a lo que gastas, revisa las cantidades y el tipo de comida para evitar ganar unos gramos extra por falta de actividad. Cuando tengas la posibilidad prefiere lo natural y de cosecha. Ten en cuenta estas opciones de ensaladas en español o en inglés
  • Hidrátate, toma agua, puedes tenerla sobre tu zona de trabajo, a la vista te recordará tomarla.
  • Aprovecha los horarios de las comidas para enfocar tu atención en lo que comes y en compartir con quienes te acompañan.
  • Des-ayuna.
  • Agradece la energía que te da el alimento.

2. Descanso

  • Desconéctate del trabajo durante algunos momentos del día, como a la mitad de la mañana y de la tarde y a la hora de comer
  • Mira por la ventana para descansar los ojos de las pantallas
  • Desconéctate de la tecnología periódicamente. Ponte en “modo avión”.
  • Duerme entre 7 y 9 horas diarias, si es necesario puedes poner un recordatorio para ir a dormir y si es posible puedes hacer una siesta entre 15 a 26 minutos.
  • Realiza alguna actividad corta que te relaje (escuchar música, colorear mandalas, leer sobre alguna afición y cuando no estés en cuarentena aprovecha el contacto con la naturaleza).

3. Movimiento

4. Respiración

Respira… respira… respira. Empieza y termina el día con 3 inhalaciones profundas, durante el día haz conciencia de tu respiración. Inhala vida, exhala malestar y pensamientos negativos.

En resumen, cuida tu cuerpo, tu salud y procura que quienes están en tu círculo cercano también se cuiden. Presta atención a qué comes y cómo comes; asegura momentos para descansar y para mover o ejercitar tu cuerpo; haz consciencia de tu respiración y cómo respiras; enfócate en las oportunidades que nos brinda una situación atípica como ésta.

Recuerda que puedes encontrar en nuestro blog otras recomendaciones para equilibrar la energía emocional, y pronto para fortalecer tu energía mental y equilibrar tu energía espiritual.

Esperemos que las cosas no vuelvan a ser como antes y que aprovechemos descubrir nuevas maneras de ser y hacer para crecer como seres humanos.


Te ayudamos a desarrollar habilidades de tus colaboradores a través de medios virtuales. Para ponernos en contacto diligencia el formulario.

Share on linkedin
Share on facebook
Share on twitter
Federico Ulloa

Federico Ulloa

Federico es Socio y consultor senior de 361°. Ingeniero Industrial de la Universidad Javeriana. Maestria en Mercadeo del CESA. Tiene experiencia de más de 13 años como facilitador internacional (Perú, Ecuador, Venezuela, Panamá, El Salvador y Colombia) y diseñador de experiencias aprendizaje presencial y virtual.

Otras entradas desde nuestro blog