Cómo crear una capacitación virtual exitosa

Share on linkedin
Share on facebook
Share on twitter
Las áreas de recursos humanos tienen el reto de desarrollar a las personas con poco presupuesto y cada vez menos tiempo disponible. Una capacitación virtual con las mejores prácticas permite aprovechar este medio de formación.

Las áreas de recursos humanos tienen el reto de desarrollar a las personas con poco presupuesto y cada vez menos tiempo disponible.

Típicamente esto se ha resuelto a través de capacitaciones virtuales que no logran los objetivos. Una capacitación virtual con las mejores prácticas permite aprovechar este medio de formación cada vez más usado.Además, el microlearning puede más efectivo que el aprendizaje habitual porque las personas asimilan más fácilmente pequeños “trozos de información”.

Qué está pasando con la capacitación de las personas

Cada vez los líderes y colaboradores en las empresas tienen menos tiempo para hacer la capacitación presencial, pero las necesidades de desarrollo siguen incrementándose dado los retos de los negocios y las transformaciones digitales que están emprendiendo.

La capacitación virtual actual no es lo suficientemente buena para desarrollar a las personas generando compromiso y transformación.

Adicionalmente, los presupuestos de desarrollo son bajos, según estadísticas se habla que mientras hay un 60% para presupuesto en tecnología, se deja un 3% para entrenamiento de la gente.

Los inconvenientes del e-learning

La capacitación virtual ha sido la respuesta para resolver los retos de formación. Pensado inicialmente sólo para temas normativos o masivos hoy se ve más aplicado a otros temas más cercano al negocio y las capacidades de las personas.

Sin embargo, la forma como se ha abordado el aprendizaje virtual genera una expectativa negativa para las personas y un reto para las organizaciones.

Los problemas que se presentan frecuentemente son:

  • Cursos tediosos, cargados de teoría, parecen interminables con lecturas pesadas donde las personas sólo piensan en hacer clic en el botón de “siguiente”.
  • Cursos demasiado largos, implica que recursos humanos tenga que perseguir a las personas para que los completen.
  • Evaluaciones con preguntas sesgadas, o con las respuestas implícitas que subestiman la capacidad de las personas, midiendo más la memoria que el aprendizaje o la aplicación del conocimiento.
  • Cursos que no conectan a la gente, porque las personas no identifican la relación del tema con su trabajo.
  • Ausencia de ejercicios, actividades que no retan a las personas o que no dan retroalimentación, desaprovechando la oportunidad de aprender de sus errores.

¿Qué se requiere para tener una capacitación virtual exitosa?

La capacitación virtual exitosa es corta y conecta a la persona con el tema y los retos de su rol. De acuerdo con nuestra experiencia de más de 15 años y lo que dicen expertos como Michael Allen, Carla Torgerson o William Horton, estas características son:

  1. Tener autodiagnóstico que le permita al participante identificar su propia necesidad. Generar autoconciencia y autoconocimiento les permite reconocer su situación actual, lograr compromiso y conectarse con el tema.
  2. Incluir contenidos relevantes y concretos. Las capacitaciones virtuales deben contemplar una curaduría previa para asegurar que los contenidos sean útiles y generen impacto inmediato para el trabajo. Así los participantes logran ver su valor de forma rápida y aprovechan el poco tiempo disponible.
  3. Dividir el contenido en microcápsulas (microlearning) que permiten el desarrollo de una habilidad específica para facilitar la recordación, aplicación y el afianzamiento del nuevo comportamiento.
    De esta forma pueden capacitarse en su necesidad específica en el momento adecuado. Por ejemplo, si necesito tener una conversación de desempeño con un colaborador, busco la microcápsula que me prepara para ello.
  4. Presentar los contenidos con videos cortos y adaptados a los retos de trabajo para mantener el interés y lo conecten con sus actividades cotidianas.
  5. Tener ejercicios o simulaciones que le permitan al participante practicar en situaciones retadoras, aprendiendo de sus errores porque reciben retroalimentación inmediata que explica el impacto de sus respuestas.
  6. Dejar herramientas concretas y de aplicación inmediata en el ambiente laboral y personal.

Conclusión

Las capacitaciones virtuales con estas características tienen la capacidad de enganchar al participante para que quiera desarrollarse ya que identifican de forma individual sus oportunidades de mejora y concentran el poco tiempo que tienen en desarrollarlas a su propio ritmo, sin sentir la presión de un grupo y encontrando herramientas concretas que pueden aplicar de forma inmediata en su día a día laboral.

Cuando los colaboradores se desarrollan y sienten que están evolucionando en la empresa se incrementa su nivel de compromiso y actitud positiva hacia el trabajo mejorando su productividad.

Todo esto mejora el nivel de retención de la empresa.


Mira qué dicen los participantes de la capacitación virtual de 361°


Conoce la experiencia y prueba un curso por una semana

Ingresa tus datos y recibirás acceso a nuestra plataforma para probar una de nuestros capacitaciones virtuales por una semana.

Share on linkedin
Share on facebook
Share on twitter
Federico Ulloa

Federico Ulloa

Federico es Socio y consultor senior de 361°. Ingeniero Industrial de la Universidad Javeriana. Maestria en Mercadeo del CESA. Tiene experiencia de más de 13 años como facilitador internacional (Perú, Ecuador, Venezuela, Panamá, El Salvador y Colombia) y diseñador de experiencias aprendizaje presencial y virtual.

Otras entradas desde nuestro blog